La Paz, jueves 24 de abril del 2014
Mapa del Sitio     Español | Inglés
Noticias nacionales

Luis Arce figura entre los 10 mejores Ministros de Finanzas de Latinoamérica
2010/01/26

(Tomado del semanario Análisis - 24 al 31 de enero de 2010)

Luis Arce, titular de la cartera de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, aparece entre los diez mejores Ministros de Finanzas de América Latina en una encuesta de opinión realizada por la revista especializada “América Economía” y publicada en su última edición. Arce ocupa la novena posición, aunque por la valoración que hace la propia publicación, su sitial debería estar varias posiciones más arriba. De todos modos, ya es un avance que se incluya en el cuadro de honor a una autoridad económica boliviana.


La clasificación elaborada es resultado de una consulta a cerca de 300 economistas de América Latina, quienes fueron invitados a elegir a los mejores ministros de la región, en una valoración que toma sobre todo en cuenta su gestión frente a la crisis internacional y especialmente el éxito de las políticas anticíclicas adoptadas. Se otorga una puntuación de 3,2 al liderazgo tanto del Ministro Arce como del equipo económico boliviano.

En una gráfica que ilustra el artículo, Arce aparece en una segunda barcaza que es agitada por las turbulencias desatadas por la crisis junto a los ministros de Colombia, República Dominicana, México y Costa Rica. En la primera barca están las autoridades mejor calificadas. La caricatura de referencia pone a los ministros de Argentina y Venezuela en el agua como graficando un naufragio.

Los ministros de Finanzas de América Latina mejor evaluados fueron los de Brasil, Guido Mantegna; de Chile, Andrés Velasco; y el de Perú, Luis Carranza, aunque este último ya dejó el cargo y fue reemplazado por Mercedes Aráoz, ex ministra de la Producción. Si se tomara en cuenta sólo los ministros de América del Sur, la autoridad boliviana ocuparía la sexta ubicación.

Respecto al ministro Luis Arce, la encuesta destaca especialmente el manejo de la política monetaria, pero recibe la peor evaluación sobre la deuda externa. Arce recibió en el 2009 múltiples halagos sobre su gestión: el FMI destacó el manejo macroeconómico calificando de acertadas las políticas aprobadas. Fitch y Moody's mejoraron la calificación de riesgo de Bolivia en reconocimiento a la conducción en materia macroeconómica. Este desempeño fue también puesto en relieve por organismos internacionales como el Banco Mundial y la Cepal.  

La revista señala que “contra todo pronóstico, Bolivia fue uno de los países que mejor desempeño tuvieron en el manejo de la crisis”. Se afirma que los resultados obtenidos en materia de crecimiento y de reducida inflación fueron producto de políticas moderadas.

Empero las tasas mencionadas sobre ambos indicadores no están actualizadas y no corresponden al cierre de la gestión 2009, lo que hace prever que con los datos anuales, la valoración del dignatario boliviano pudiera haber sido mejor, ya que el crecimiento de la economía boliviana fue el mayor de América Latina (3,6%) y la inflación resultó siendo la más baja de la región (0,26%).

América Economía explica el éxito boliviano en el distanciamiento que se tomó respecto a las políticas adoptadas por los restantes países del ALBA. “A diferencia de sus colegas del ALBA que se han metido a realizar distintos experimentos en los mercados cambiarios, financieros e industriales, el ministro boliviano Luis Arce, tomó un camino distinto: aprovechó el auge de los precios internacionales de sus minerales de exportación, ahorrando lo suficiente para aplicar medidas contracíclicas muy agresivas que beneficiaron a sectores económicos intensivos en empleo, que terminaron sosteniendo el consumo”, subraya la publicación.

Se indica que Bolivia no siguió el ejemplo de Venezuela y que, después de haber encarado en los primeros años de gobierno del presidente Morales algunas grandes nacionalizaciones, evitó la tentación de seguir por esa misma vía.

Sin embargo, la revista señala que la gestión de Arce genera aún desconfianza en la comunidad internacional, “pues se teme que en algún momento cambie su foco, tal como se anunció recientemente en el sector eléctrico”.

Sobre el ministro brasileño de Hacienda, se resalta la capacidad para haber logrado retrasar los efectos de la crisis en su economía y para salir de la turbulencia antes que la mayor parte de las economías del mundo. Fue decisiva la contribución del paquete de medidas fiscales contracíclicas y las masivas inversiones en materia de infraestructura.

Los ministros de Finanzas de Chile y Perú ocupan sitiales de preferencia (segundo y tercer lugar, respectivamente) y se destacan los méritos de haber ahorrado cuando los precios de las materias primas estaban por las nubes, de haber resistido la presión política por mayor gasto y de haber aplicado medidas contracíclicas adecuadas. Las proyecciones del FMI señalan que ambos países registrarán el mayor crecimiento en el 2010.

En el caso del ministro uruguayo, Álvaro García, se resalta el crecimiento positivo alcanzado y su baja tasa de inflación, aunque también se observa la importante deuda pública. Su mejor evaluación está referida a la estabilidad macroeconómica y su peor evaluación a la política monetaria.

El ministro colombiano Oscar Zuluaga es otro de los mejores evaluados. Por haber adoptado medidas contracíclicas oportunas y adecuadas, por lo que obtuvo indicadores macroeconómicos aceptables, aunque se observa el desequilibrio fiscal y la lentitud por abrir nuevos mercados de exportación. Su mejor evaluación está relacionada con la estabilidad macroeconómica y su peor evaluación se enfoca a la sostenibilidad del crecimiento.

El Secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens (hoy gobernador del Banco de México) se ubica en la séptima posición y la encuesta resalta su capacidad para haber resistido la crisis a pesar de embates como la alta dependencia respecto a la economía estadounidense, la gripe AH1N1 y los efectos de la guerra contra el narcotráfico. Se estima que México está bien posicionado para recuperarse este año de la caída del producto que experimentó en el 2009.

Respecto a Ecuador, se indica que la política económica se mueve entre dos ejes: la retórica chavista (amenazas de expropiación o de no pago de la deuda externa) y las decisiones práctica en el marco de lo razonable, lo que produjo que el impacto de la crisis no fuera más severo.

Ni Argentina ni Venezuela aparecen en el cuadro de honor. Los argentinos tuvieron un decrecimiento moderado, pero se menciona como peligrosa la política de mantener el gasto mediante expropiaciones y alzas de impuestos que espantan a los inversionistas, en un contexto en el que el déficit fiscal se torna incontrolable.

Venezuela presenta el panorama más dramático a tal punto que la revista afirma que “si bien no llega a ser un naufragio gracias al petróleo, está cerca. Sus resultados fueron un crecimiento negativo, una elevada inflación, un déficit fiscal “enorme”, pero difícil de calcular un gasto elevado y una desinversión que avanza con pasos agigantados. Esto redundaría en una crónica recesión que se prolongará durante este año.

Extraido del Semanario Análisis (24 al 31 de enero 2010)


Estás en: Economía y Finanzas Públicas
Banner
Más Estadísticas
Viceministerios
POLITICA TRIBUTARIA
TESORO Y CREDITO PUBLICO
PENSIONES Y SERVICIOS FINANCIEROS
PRESUPUESTO Y CONTABILIDAD FISCAL
Banner
Banner
     
Direcciones e Información de Contacto MEFP | Mapa del Sitio
© 2009 Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.
[Cerrar Ventana]