La Paz, viernes 21 de julio del 2017
Mapa del Sitio     Español | Inglés
Ministerio de Economía y Finanzas Públicas
Inicio > Centro de Prensa > Libros > Materiales Elaborados > Libros
Libros

Libro de bolsillo: Ley de Servicios Financieros
2014/02/10

Prólogo

Quince años después del D.S. 21060, el neoliberalismo en Bolivia llegó a su máxima expresión cuando se privatizó el agua en Bolivia; cuatro años después, el modelo de libre mercado intentaría realizar su última gran jugada, cuando sus más importantes defensores, pretendieron exportar el gas natural a Estados Unidos y México, por puertos chilenos y sin garantizar el mercado interno boliviano. Esta acción fue rechazada vehementemente por la población, que comprendió el carácter individualista de ese modelo económico, que sólo buscaba el beneficio de unos cuantos, por lo que demandó la nacionalización de esos recursos naturales.

Esta voluntad popular se selló de manera permanente con la aprobación de una nueva Constitución Política del Estado el año 2009, que claramente define el rol, la participación e intervención activa y preponderante del Estado en todos los ámbitos de la economía nacional, incluido el Sistema Financiero.

Considerando esa voluntad, expresada en los lineamientos constitucionales y las múltiples falencias de la economía de mercado para atender las necesidades de la población y del país, particularmente la baja inclusión financiera y el limitado apoyo del sistema financiero a las políticas de desarrollo del país y al sector productivo en particular y a la solución del problema de vivienda, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP) inicia el año 2011 el trabajo de elaboración de una nueva ley para el Sistema Financiero, que acabe por desmontar el corazón del modelo de libre mercado, que era la libre determinación de tasas, comisiones y condiciones financieras para los préstamos y los depósitos de dinero de los bolivianos.

En ese sentido,inicialmente esta cartera de Estado contrató un consultor para que, bajo los lineamientos que el MEFP le diera, realizara el trabajo operativo de la elaboración de un borrador del anteproyecto de Ley de Servicios Financieros. En ese sentido se sostuvieron reuniones dónde tanto autoridades, como el personal técnico del MEFP determinaron los aspectos sustanciales del proyecto de Ley de Servicios Financieros que luego fueron incorporados en el trabajo antes mencionado.

Concluido el primer borrador, personal del MEFP dedicado al trabajo a tiempo completo y junto con autoridades del Viceministerio de Pensiones y Servicios Financieros y el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, elaboraron durante 9 meses el Anteproyecto de Ley de Servicios Financieros que finalmente fue presentado a la Asamblea Legislativa Plurinacional. En ese sentido, fruto del arduo trabajo y dedicación, el Anteproyecto presentado a la Asamblea, fue una versión más elaborada y alineada con los objetivos de desarrollo del país, el Nuevo Modelo Económico Social, Comunitario y Productivo y los intereses del país que el primer borrador presentado por el consultor y elaborado el 2011.

Entre los principales cambios, se pueden señalar la modificación sustancial de la estructura de la ley, del régimen de control de tasas de interés y comisiones, del registro de contratos, de los niveles de cartera, del régimen de sanciones, del régimen de cobertura de los servicios financieros, del Consejo de Estabilidad Financiera y del tratamiento de las utilidades.

Se desarrollaron las Entidades Financieras Comunales, el Banco de Desarrollo Público y las Instituciones Financieras de Desarrollo, se incluyó las Entidades Financieras de Vivienda y su transformación a partir de las Mutuales de Ahorro y Préstamo, se incluyó el arrendamiento financiero, el Banco de Desarrollo Privado, la protección al prestatario de vivienda de interés social en caso de remate, la

licitación de seguros colectivos, la posibilidad de que la ASFI determine la reparación del daño para montos menores, los incentivos al pago oportuno, el seguro de depósitos, además de incluirse nuevas operaciones permitidas a las Entidades Financieras y el porcentaje de las utilidades destinadas a la función social.

El 21 de diciembre de 2012, se presentó el anteproyecto a la Asamblea Legislativa Plurinacional y en el 6 de junio de 2013, en coordinación con la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas y la presidencia de Diputados y del Senado, se llegó a una versión final del Proyecto de Ley de Servicios Financiero, versión que finalmente fue sancionada el 5 de agosto por la Asamblea Legislativa Plurinacional y promulgada por el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, el 21 de agosto de 2013.

En ese sentido, la Ley de Servicios Financieros elaborada por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, representa un nuevo hito en la historia financiera del país, apostando por el desarrollo del país a través del apoyo financiero a la producción y la mejora de las condiciones de las bolivianas y bolivianos a través de la canalización de recursos en condiciones más accesibles para la vivienda, transparencia de los servicios financieros y un fortalecimiento de las medidas prudenciales y de solvencia de las entidades financieras, además de la creación de un seguro de depósitos para los ahorristas de menores ingresos, que representan más del 90% de los depósitos del sistema financiero.

También subsana las deficiencias de la vieja Ley neoliberal de Bancos y Entidades Financieras, que privilegiaba a las Entidades Financieras con respecto a las personas que utilizan los servicios financieros que se encontraban indefensas ante los malos tratos, deficiencias en la calidad de atención, retrasos y abusos por parte de las Entidades Financieras.

Para ello, introduce profundos cambios orientados a la protección del Consumidor Financiero, como la creación de una Defensoría del Consumidor Financiero, la incorporación de los Derechos del Consumidor Financiero, la revisión de contratos modelo por parte de ASFI evitando así la “letra chica”, la regulación de las tasas mínimas para los depósitos, regulación de las tasas activas para el crédito productivo y de vivienda social, establece a las Entidades Financieras la aplicación de un Código de

Conducta orientado al buen trato y la protección de los derechos de los Consumidores Financieros, prohíbe prácticas de discriminación, crea la Central de Riesgos “Positiva” (Lista Azul) estableciendo mejoras en las condiciones de los préstamos a los buenos pagadores y crea la Central de Información de Reclamos y Sanciones para que las personas puedan elegir mejor una Entidad Financiera.

 

 

Luis Alberto Arce Catacora

Ministro de Economía y Finanzas Públicas

Libro de bolsillo: Ley de Servicios Financieros Descargar


Estás en: Economía y Finanzas Públicas
Banner
Banner
Depósitos Sistema Financiero Bolivianización Recaudaciones Tributarias Renta Dignidad Bono Juana Azurduy Inflación Bono Juancito Pinto Crecimiento del PIB Real
Más Estadísticas
Viceministerios
POLITICA TRIBUTARIA
TESORO Y CREDITO PUBLICO
PENSIONES Y SERVICIOS FINANCIEROS
PRESUPUESTO Y CONTABILIDAD FISCAL
Banner
Banner
Banner
Banner
     
Direcciones e Información de Contacto MEFP | Mapa del Sitio | Correo Institucional
© 2009 - 2015 Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.
[Cerrar Ventana]