Bolivia logró un superávit corriente del sector público de 3,6% respecto al PIB, al mes de mayo

En los primeros cinco meses del año se logró un incremento de los ingresos fiscales y un equilibrio en los gastos fiscales debido a las medidas aplicadas por el Gobierno Nacional.

------------------------------------------

La Paz, 10 de agosto de 2022 (MEFP).- El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que a mayo de 2022 Bolivia logró un superávit corriente de 3,6% respecto al Producto Interno Bruto (PIB) y 1,5% en el balance global.

Por tanto, existe un equilibrio entre los ingresos y los gastos que tiene Bolivia.

De acuerdo con el Programa Fiscal Financiero 2022, suscrito entre el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia, se proyecta cerrar el año con un déficit fiscal de -8,5%, debido a los altos niveles de inversión pública programada para la presente gestión.

Montenegro informó que en la primera etapa de gobierno entre los años 2006 y 2019 existió un superávit fiscal corriente siendo una prioridad para el gobierno nacional. “Cuando nuestro Presidente, Luis Arce, era Ministro de Economía, siempre hizo el esfuerzo que haya un superávit corriente”, recordó.

En 2020, cuando José Luis Parada era ministro de Economía, generó un déficit fiscal y también un déficit corriente, sin embargo, desde 2021 se revirtió esa tendencia, existe una mejora.

Reservas Internacionales

Algunos analistas cuestionaron el nivel de RIN que tiene el país y uno de ellos señaló que son “el ahorro de Bolivia”, al respecto, el ministro aclaró que las Reservas Internacionales Netas se constituyen en un stock, es decir una variable que se mide en un momento del tiempo, y no se constituye en un flujo, en todo caso las “magnitudes flujo” que alimentan las RIN son las exportaciones o las remesas, “causa extrañeza que uno de los analistas que critica el nivel de reservas internacionales desconozca que las RIN son un stock y las confunda con el ahorro de Bolivia”.

Montenegro sostuvo que en los últimos dos años se logró amortiguar la reducción de las mismas, mientras que en el Gobierno transitorio (2020) se dio una reducción por el orden de $us1.500 millones y nadie cuestionaba esta caída.

“Esta presión fue menor que en los últimos dos años que los años anteriores, por ejemplo, en el Gobierno de facto, donde muchos de los analistas eran parte de ese gobierno, cuando las Reservas caían a un ritmo de $us1.500 millones, ¿quién salía a decir algo?, ¿cuándo se preocuparon por la caída de las Reservas?, eso también hay que tomar en cuenta”, cuestionó el Ministro.

Anunció que para el segundo semestre y el próximo año se proyecta una estabilización de las RIN con las exportaciones de gas natural al mercado de Argentina y Brasil, de igual forma se proyecta más recursos con el ingreso en operación de la planta siderúrgica del Mutún que generará un ahorro por la producción de hierro para el sector de la construcción. Además, con la planta FAME también se generarán ahorros porque empezará a producir biodiesel.

“En global, con la balanza comercial positiva, en todo caso las Reservas Internacionales se van a mantener en esos niveles”, remarcó la autoridad económica.

De igual forma, el Ministro señaló que Bolivia percibe remesas de forma regular, pese al contexto adverso con la guerra Rusia-Ucrania.