El Ministerio de Economía organizó el primer Coloquio de Economía Crítica

En el marco del primer coloquio de Economía Crítica, el Ministro destacó las fortalezas del Modelo Económico Boliviano frente a la implementación del modelo neoliberal que concentró los recursos económicos en pocas manos.

------------------------------------

La Paz, 15 de octubre de 2021 (MEFP).- El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas organizó hoy del primer Coloquio de Economía Crítica, evento que contó con la participación de expertos economistas de talla internacional quienes dieron realce al evento académico.

El primer Coloquio de Economía Crítica organizado por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas (MEFP)  se realizó en el marco de la recuperación de la democracia con las elecciones presidenciales del 18 de octubre, con la victoria del Movimiento Al Socialismo bajo la candidatura del Binomio, Luis Arce Catacora y David Choquehuanca.

En la primera plenaria, participó el Ministro de Economía, Marcelo Montenegro, Maestro en Economía por la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos (UCEMA) de Argentina y Licenciado en Economía por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de Bolivia  y el Doctor Juan Carlos Moreno Brid, Maestro en Economía por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y Licenciado en Matemática por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Por la tarde, en la segunda plenaria participaron: David Peter Barkin Rappaport, Doctorado en la Universidad de Yale, profesor Distinguido en la Universidad Autónoma Metropolitana de México y Arturo Guillén Romo, Doctor en Ciencias Económicas de la Escuela Central de Planificación y Estadística de Varsovia, Polonia.

En el marco de su intervención, el Ministro Montenegro destacó la fortaleza del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP), implementado en 2006, que posibilitó un crecimiento económico sostenido, redujo el desempleo y la pobreza en el mediano plazo.

“Estos coloquios son importantes porque debemos desterrar de nuestra mente que hay un solo enfoque, le idea del pensamiento único que se va difundiendo en las universidades y programas de economía como si un solo lente para ver la realidad fuera el válido y ese enfoque no necesariamente tiene que ser el único o el más valedero, también debe ser criticado, investigado si realmente tiene un enfoque científico”, declaró el Ministro.

Recordó que en Bolivia se aplicó un modelo neoliberal con resultados negativos para la economía y la sociedad en general, ante la ausencia del Estado y la crisis económica relocalizaron a los mineros, privatizaron las empresas estatales y capitalizaron las compañías públicas que no eran deficitarias, pero todas las ganancias se iban con las empresas transnacionales.

“Supuestamente el modelo de capitalización fue exitoso, pero en 2003, no había plata en el Fondo de Capitalización Colectivo para pagar lo que era el Bono Sol, ya ahí hacía aguas ese modelo, ya no funcionaba y la gente preguntaba, dónde están los réditos de la capitalización para el país”, señaló Montenegro.

La autoridad de Gobierno aseveró que dejar que el mercado sea el mejor mecanismo para asignar recursos fue un grave error, impulsar el crecimiento económico a través de las exportaciones, mantener una fuerte dependencia del mercado externo y manejar la economía centralizada a las iniciativas privadas, no dio buenos resultados a la economía nacional.

Modelo Económico

A diferencia del modelo neoliberal, el Ministro destacó los resultados del Modelo Económico Social Comunitario Productivo que viabilizó un crecimiento económico con redistribución de los ingresos en favor de la población más vulnerable.

“La fortaleza de un modelo está en responder a los embates de la economía mundial”, destacó Montenegro al valorar los resultados del modelo económico.

En ese contexto, Montenegro afirmó que las bases del Modelo Económico consisten en aprovechar los excedentes que generan los recursos naturales para redistribuir a la población a través de bonos de transferencia condicionada para mejorar la calidad de vida de la población.

Con estas medidas y otras complementarias, Bolivia fue el país que redujo la pobreza extrema a mayor velocidad en comparación de los países vecinos.