En 2020 cae la inversión pública y las recaudaciones tributarias en Tarija

Ante un contexto internacional adverso marcado por la emergencia sanitaria del COVID-19 y las medidas económicas improvisadas por el gobierno transitorio, se redujo la inversión pública, se contrajo la demanda del mercado interno y disminuyeron las transferencias de recursos económicos a los gobiernos locales disminuyeron.

------------------------------------------                                                                              

La Paz, 14 de abril de 2021 (MEFP).- La inversión pública en Tarija disminuyó 21% en 2020 con relación a 2019 debido a la deficiente administración del gobierno transitorio, se paralizaron muchos proyectos estratégicos que iban a impulsar el crecimiento económico de la región, de igual forma, la recaudación tributaria en el departamento también se redujo en 32% con relación a 2019.

La inversión pública en el departamento disminuyó de $us 184 millones en 2019 a $us 145 millones en 2020. Entre los principales proyectos que fueron perjudicados, figuran por ejemplo la construcción de carreteras, la exploración de hidrocarburos, la construcción de una planta eólica, entre otras obras de gran envergadura que podían generar más empleo y desarrollo.

 En el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP), la inversión estatal es el principal motor de crecimiento económico y contribuye a dinamizar la economía regional.

 

La recaudación tributaria en el departamento de Tarija descendió de Bs 1.366 millones en 2019 a Bs 925 millones, que representa un 32%. Esta disminución obedece al impacto de la pandemia del COVID-19 y la mala administración del gobierno de turno para favorecer a un reducido grupo de empresarios lo que provocó menos ingresos para las arcas del Estado  y para los gobiernos locales.

Por la emergencia sanitaria, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) amplió hasta el 31 de diciembre de 2020 el plazo para la presentación de las Declaraciones Juradas, el pago de las obligaciones tributarias del Régimen Agropecuario Unificado (RAU) y la tramitación del Certificado de No Imponibilidad RAU, correspondiente a la gestión 2019.

 

Producto de la baja recaudación tributaria, los municipios de Tarija recibieron menos recursos en 2020, por ejemplo, la transferencia de recursos económicos a los gobiernos municipales bajó 3% con relación a 2019, debido a la mala administración del gobierno transitorio y los efectos de la emergencia sanitaria. Entre 2006 y 2019, los gobiernos municipales recibieron en promedio Bs729 millones, muy por debajo de los Bs 62 millones del período 1994-2005.

De igual forma, las transferencias al Gobierno Autónomo Departamental de Tarija disminuyeron de Bs 744 millones en 2019 a Bs 683 millones en 2020. La mayor parte de estas transferencias corresponde al pago de regalías, seguido por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Ante un contexto internacional adverso marcado por la pandemia del COVID-19, las exportaciones de Tarija cayeron 31% respecto a 2019, esta caída también se debe a la firma de la octava adenda que reduce los volúmenes de exportación de gas natural a Brasil.

Las ventas facturadas de los restaurantes cayeron en 60%, de Bs 132 millones en 2019 a Bs 53 millones en 2020. Del mismo modo, la facturación de los supermercados se redujo en 34%, de Bs 70 millones a Bs 46 millones, esta disminución refleja la contracción de la demanda interna debido a la emergencia sanitaria.

Créditos del sistema financiero

Los créditos de Vivienda de Interés Social (VIS) se incrementaron de Bs 199 millones en 2019 a Bs 212 millones en 2020. En tanto, los créditos productivos aumentaron de Bs 378 millones a Bs 385 millones durante el período señalado.

Entre junio de 2007 a diciembre de 2020, los créditos del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) suman $us 16 millones, de ese monto, el 88% se destinó a la industria de alimentos, en segundo lugar se canalizó al sector de maderas y en tercera posición al sector de cueros.

Las entidades financieras contribuyen al desarrollo económico de Tarija con la aprobación de créditos en beneficio del sector productivo.

Bonos sociales

Hasta el 01 de marzo de 2021, el Bono contra el Hambre se entregó en total a 211.019 personas con un monto pagado que asciende a Bs 211 millones. El pago de este Bono fue la primera medida que ejecutó el Presidente Luis Arce Catacora para reactivar la economía afectada por la emergencia sanitaria.

En 2020, la cantidad de estudiantes beneficiados con el Bono Juancito Pinto se incrementó en 2,4% respecto a 2019, en valores absolutos esta política de apoyo social benefició a 107.693 estudiantes del nivel primario, secundario, escuelas fiscales y de convenio.

La Renta Dignidad se entregó a 60.218 personas de la tercera edad en Tarija, con relación a 2019 se registró un leve descenso del 2,0%. Para el pago de este bono en 2020 se destinó en total Bs 244 millones.