Gobierno cubrirá desfases del Presupuesto ante la caída del precio del petróleo

El Ministro de Economía y Finanzas Públicas José Luis Parada dijo que el Gabinete Ministerial está elaborando un plan para hacer frente a este nuevo reto mundial.

-----------------------------------------

La Paz, 20 de abril de 2020 (MEFP).- Cae nuevamente el precio del petróleo afectando aún más las economías del mundo debido a la pandemia del Coronavirus, el Gobierno de Bolivia hará frente a este temporal cubriendo los desfases y viabilizando créditos, explicó hoy el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada.

“Vamos a trabajar en todo lo que es cubrir estos desfases que se están presentando y lo haremos mediante normas, créditos y algunas medidas que permitan en el mediano plazo equilibrar el tema de Presupuesto” dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Tras la reunión de Gabinete Ministerial, Parada manifestó su preocupación con este problema, que no solamente afecta a Bolivia, sino a todas las economías del mundo, empero dijo que el Gabinete Ministerial está elaborando un plan para enfrentar este desafío.

“La noticia de hoy es un problema que afecta a nivel mundial y va a afectar a todos los países. Los únicos beneficiados son los consumidores, estamos revisando todo lo que es la proyección de los ingresos” dijo la autoridad.

En el caso de Bolivia, los problemas del precio del barril de petróleo se arrastran desde noviembre del pasado año a raíz de la crisis política ocasionada por Evo Morales. Hoy, debido a la pandemia del Coronavirus, este descenso del precio es considerado hoy como “desastre mundial”.

“Ya teníamos una proyección cuando el presupuesto estaba a 51 dólares (el barril)  y luego ya lo teníamos a 20 y ya se estaban haciendo proyecciones para ver los mecanismos de cómo financiar para cubrir esos desfases” dijo.

Los precios del petróleo protagonizaron este lunes un desplome histórico del 305% y por primera vez desde que hay estadísticas entró en valores negativos, pues el valor del barril estadounidense quedó en -37,63 dólares el barril.