La Rendición Pública de Cuentas Inicial 2021 avizora la reactivación y reconstrucción de la economía nacional

Bajo el lema: “Reconstruyendo la economía boliviana”, se presentó la Rendición Pública de Cuentas Inicial 2021 virtual, con el objetivo de informar sobre las principales medidas económicas y sociales que se implementan para reactivar la demanda y la oferta en el país.

------------------------------------------                                                                            

La Paz, 26 de marzo de 2021 (MEFP).- El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, realizó hoy la “Rendición Pública de Cuentas Inicial 2021”, con la participación de sectores sociales a quienes se les informó sobre las políticas económicas que se implementan desde el Gobierno nacional para reconstruir la economía. 

Se contó con la participación presencial de representantes de las siguientes instituciones: Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de la ciudad de El Alto; Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu  (Conamaq); Federación Sindical de Constructores de Bolivia; Federación Departamental de Jubilados en el Sistema Integral de Pensiones de La Paz; Confederación Sindical de Mujeres de Comunidades Interculturales de Bolivia (Csmcib); Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) y otras instancias que siguieron el informe a través de la plataforma Zoom y la red social Facebook.

“Vamos a apostar por encender el motor de la demanda interna y uno de los pistones importantes es la inversión pública, uno de los elementos claves para la reactivación y reconstrucción de la economía nacional en la presente gestión”, aseveró Montenegro.

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, a través del Programa Fiscal Financiero 2021 suscrito con el Banco Central de Bolivia (BCB), prevé metas cuantitativas: crecimiento del PIB de 4,4%, inflación de 2,6%, balance fiscal global de -9,7% y una inversión pública de $us4.011 millones.  

 “Esta inversión pública va a generar una dinamización por el lado de la demanda, pero también por el lado de la oferta, en la medida en que se van invirtiendo también muchos productores van a ir ofertando productos y servicios para el área privada y pública”, enfatizó el titular de esta Cartera de Estado.

Por el lado de la demanda, se tiene políticas económicas como el Bono Contra el Hambre, el aumento adicional y extraordinario de rentas para el Sistema de Reparto y Jubilados, el Reintegro al Impuesto al Valor Agregado (Re-IVA) y el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF).

En lo que respecta a la dinamización de la oferta se destaca la asignación de más de Bs911 millones para apoyar al sector productivo y promocionar  la política de sustitución de importaciones a través del Programa SIBolivia; el Fondo de Garantía para el Desarrollo de la Industria Nacional (FOGADIN) por Bs150 millones, cubrirán el 50% de la garantía de créditos SIBolivia y de microempresas que lo requieran;  refinanciamiento y/o reprogramación de créditos, y período de gracia; apoyo al sector productivo y de Vivienda de Interés Social con el restablecimiento de límites de cartera; promoción y recuperación del turismo; Subasta Electrónica y Mercado Virtual Estatal; fortalecimiento y reactivación de empresas públicas y proyectos de inversión como el aporte de capital a BoA, la reactivación de la planta de urea y del Tren Metropolitano, entre otros.

“Todos los programas que les estamos mostrando ya se han puesto en marcha, están funcionando, están generando un incentivo para el despegue de la actividad económica del país”, señaló el Ministro.

En el informe, la autoridad recordó que se procedió a la abrogación de normativa tributaria que  provocó un sacrificio fiscal estimado de Bs2.000 millones.

Por ejemplo, dijo, se ha restituido el Certificado de Abastecimiento Interno y Precio Justo para el despacho de exportaciones. “Cuando hay un abuso de ciertos monopolios en el abastecimiento de insumos para la seguridad alimentaria eso presiona a la elevación del precio de los alimentos que al final recae sobre los más pobres, sobre el pueblo. Entonces, al haber abrogado el Decreto Supremo N° 4139 estamos volviendo al mecanismo de certificación de abastecimiento del mercado interno con características de precio justo”, puntualizó la autoridad.