Por mayoría absoluta la Asamblea Legislativa ratifica al Ministro de Economía luego de interpelación

La Asamblea Legislativa aprobó el informe del Ministro de Economía luego de una sesión de interpelación en la cual explicó las medidas aplicadas para reconstruir la economía de Bolivia, en el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo.

------------------------------------------

La Paz, 17 de febrero de 2022 (MEFP).- Por mayoría absoluta, el pleno de Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) brindó su voto de confianza al ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, tras su interpelación realizada  el miércoles 16 de febrero respecto a la situación de la economía del país, políticas públicas, y la reactivación de la economía boliviana.

El Ministro de Economía, se presentó a la Sesión Plenaria de la Asamblea Legislativa para el acto de interpelación planteada por la Senadora Virginia Velasco, el senador Félix Ajpi y el Diputado Omar Yujra.

En su exposición, Montenegro dejó en claro que el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) sí funciona, ha dado los resultados esperados en cuanto a la implementación de la inversión pública, para lograr mayor crecimiento económico y distribución del ingreso para disminuir la pobreza.

El acto de interpelación inició a las 15.12 horas y se prolongó hasta las 18.10 horas, en un ambiente tenso en el que los legisladores de oposición no permitían hablar a los asambleístas que solicitaron la interpelación, sin embargo, luego el ambiente se calmó y el Ministro de Economía brindó un detallado informe.

“Es nuestra vocación la argumentación, nunca los gritos, una posición apresurada a partir de los gritos y de la imposición, siempre va estar a nuestro lado la argumentación”, comentó el ministro al inicio de su interpelación.

Durante su alocución Montenegro informó con gráficos y cifras precisas sobre los resultados del MESCP, en los últimos 16 años, y la reconstrucción de la economía en la gestión 2021.

 “Nuestro Modelo Económico Social Comunitario Productivo es inclusivo, redistribuye el ingreso, pero también apuesta por la demanda interna y en ese eje está la inversión pública como uno de los elementos que dinamizan la actividad económica”, resaltó.

Entre las principales medidas aplicadas para redistribuir los ingresos señaló, por ejemplo, las transferencias condicionadas como el Bono Juancito Pinto, la Renta Dignidad, el pago del Bono Juana Azurduy, la Tarifa Dignidad, el Subsidio Universal Prenatal por la Vida, el Complemento Nutricional para el Adulto Mayor y la política salarial.

De igual forma, el Ministro explicó que en el período 1985 y 2005 el Producto Interno Bruto (PIB) creció en un promedio de 3%, mientras que entre 2006 y 2019 el PIB creció en promedio en 4,7% gracias a la aplicación el modelo gestado por profesionales bolivianos.

“Nosotros hemos demostrado con datos objetivos que el Modelo ha dado los resultados concretos en temas de bienestar, reducción de la pobreza, inclusión social, mejora en la producción”, resaltó la autoridad gubernamental.

Indicadores sociales

En cuanto a los indicadores sociales, detalló que en 2005 un 38,2% de la población se encontraba en situación de pobreza extrema y en 2021 este indicador disminuyó a 11,1%, mientras que la pobreza moderada se redujo de 60,6% a 36,3% durante el período señalado.

La tasa de desempleo disminuyó de forma importante, de niveles cercanos al 11,6% en julio de 2020, a 5,4% a diciembre de 2021 y el mercado laboral registra la generación de más de 1,1 millones de nuevos puestos de trabajo.

“El Modelo Económico Social Comunitario Productivo ha sido lo mejor que le ha pasado a la historia económica del país, porque en global ha habido inclusión de muchos bolivianos que anteriormente no eran visibilizados y que ahora pueden tener un mejor futuro económico y que además han sido insertados al circuito económico”, remarcó.

También informó que se destinaron más de Bs4.583 millones para la lucha contra el Covid-19 en los gastos en personal médico, pruebas, medicamentos, vacunas, equipamiento e insumos para vacunación masiva, entre otros.

De igual forma, el Ministro destacó la solvencia y estabilidad del sistema financiero boliviano en un contexto de la pandemia del COVID-19, mientras que en los países vecinos las entidades financieras se debilitaron.

“En el caso boliviano nuestro sistema financiero se ha portado de manera robusta y resistente, que ha sido resultado de la política redistributiva”, destacó Montenegro.

En el ámbito económico, las medidas de política económica de oferta y demanda aplicadas en 2021 lograron un impacto significativo, entre ellas mencionó por ejemplo el pago del Bono contra el Hambre que benefició a más de 4 millones de personas con un desembolso por Bs4.036 millones, la devolución de aportes de las AFP por más de Bs1.069 millones al 31 de enero de 2022.

En cuanto al Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública (FARIP) aprobó un financiamiento por Bs708 millones al 18 de enero de 2022 en beneficio de 33 gobiernos locales para dinamizar la economía local.

Con el Reintegro al Valor Agregado (Re-IVA) a diciembre de 2021 se benefició a 54.516 personas con un monto asignado por Bs34,1 millones.

La reactivación de las empresas estatales y el impulso de la inversión pública van dinamizando la actividad económica del país en términos de empleo y generación de ingresos, muchas de las empresas públicas al mes de octubre ya registran utilidades y margen operativo positivo. En ese contexto, los ingresos por ventas de las empresas públicas subieron de Bs34.420 millones en 2020 a Bs49.431 millones en 2021 con la restitución del MESCP.

El titular de economía lamentó que en la gestión del anterior gobierno transitorio se intentó desmantelar las empresas públicas, se redujo la inversión pública y se descuidó las políticas sociales que derivaron en un decrecimiento y un retroceso social.